EL DR. SÁNCHEZ CÁRDENAS, LA PANDEMIA Y LOS IMPRESCINDIBLES

EL DR. SÁNCHEZ CÁRDENAS, LA PANDEMIA Y LOS IMPRESCINDIBLES

Por: Miguel Mejía

Cada mañana se enfrenta a la opinión pública nacional e internacional e informa sobre los estragos de la pandemia y lo que se hace para contenerla y erradicarla en República Dominicana. Con firmeza, ecuanimidad y capacidad profesional es del tipo de orientador que se precisa en estos momentos: no miente, no oculta, no minimiza, no exagera; enfrenta con seriedad a sus interlocutores, atiende todas las preguntas, muestra dominio del tema que se aborde, recomienda, sugiere, decide… Aún no lleva un año en el cargo y le ha tocado pasar la más dura prueba que un alto funcionario público de la salud podría haber imaginado: luchar contra un enemigo invisible, que ataca a escala global y del que aún no se tiene la cura. Es el Dr. Rafael Augusto Sánchez Cárdenas, Ministro de Salud Pública de nuestro país.

Nacido en Montecristi en 1955, doctorado en Medicina por la UASD, en 1985, tiene un largo y fecundo historial de servicios médicos y también como funcionario universitario y profesor. Ha incursionado en el periodismo digital y televisivo. Sabe perfectamente la importancia de la cooperación científica internacional. Desde su actual cargo es el rostro visible que resume el de cientos de miles de nuestros compatriotas que están en la primera línea de este pelea colosal. Son los imprescindibles, los que luchan toda la vida, los que no se doblegan ante el dolor, el sacrificio o las adversidades; los que se mueven por amor al prójimo, no por intereses ; los que se arriesgan en medio del sufrimiento y la muerte. Son los que salvan: médicos, enfermeras, personal de laboratorios y apoyo, choferes de las ambulancias del 911, bomberos, policías, militares, también gente del pueblo, movilizados espontáneamente para mostrar su solidaridad y el apoyo a los demás.

Las crisis pueden sacar las caras más detestables de los seres humanos, pero también sus mejores inclinaciones. La humanidad sufre por las primeras, pero avanza y se hace mejor por las segundas. Todos somos mejores cuando nos enteramos de gestos de dominicanos y dominicanas heroicos desafiando la tragedia, de médicos y enfermeras jubiladas que regresan a los hospitales; de estudiantes de Medicina que participan y se foguean en medio de la pandemia; de gente de pueblo que cose máscaras para donar a los que no tienen; de empresarios que han protegido a sus empleados y con gran esfuerzo les han garantizado los ingresos básicos; de gente que está ayudando a los ancianos y a los más desprotegidos, a los que viven solos; de jóvenes que cantan desde las azoteas; de comunicadores que ayudan a orientar , alertar, criticar y proponer, no solo desde los medios donde trabajan, sino también desde las redes sociales, de ese tenor, cabo del Ejército Nacional, llamado Pedro Pablo Reyes de los Santos interpretando la canción “Una primavera para el mundo” ante jóvenes soldados, hombres y mujeres, en formación, transmitiendo un mensaje de fortaleza y esperanza.

Eso somos. De eso venimos. Así nos formaron. Por eso tenemos Patria, y por ello nuestro pueblo ha salido adelante de todas las pruebas, adversidades y peligros. Así saldremos esta vez y la pandemia quedará como un recuerdo triste del pasado, mínimo ante el orgullo y la gratitud que siempre conservaremos hacia los imprescindibles que vencieron.

Abril 19, de 2020.

Leave a comment