55 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE ABRIL

55 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE ABRIL

El estallido cívico-popular conocido como la Revolución de Abril del 1965 no comenzó el 24 de ese mes y año a la 1.30 pm, cuando el capitán constitucionalista Mario Peña Tavera y otros arrestan al general Marcos Rivera Cuesta y el resto del Estado Mayor del campamento16 de agosto, para evitar la prisión y cancelación de otros involucrados en la conspiración contra el Triunvirato.

La Revolución de Abril comenzó cuando el 25 de septiembre de 1963 un golpe de Estado militar, bajo el aliento y coordinación de la embajada norteamericana en el país, derroca al presidente Juan Bosch, el primer presidente electo democráticamente en el país, tras 31 años de dictadura trujillista.

Las medidas de beneficio popular instrumentadas por el presidente Bosch, entre ellas , la Reforma Agraria, la campaña de alfabetización, la diversificación de las inversiones extranjeras en el país, la lucha contra la corrupción y el nepotismo, la reducción de los salarios de los más altos funcionarios del Estado, el regreso de los dominicanos deportados por el Consejo de Estado, la defensa de la soberanía nacional, las becas para que muchos jóvenes pudiesen estudiar en el extranjero, el reinicio de los juicios contra los criminales trujillistas, la prohibición de que los familiares de Trujillo entrasen al país, la creación de cooperativas y zonas francas y el inicio de planes de desarrollo agrícola e industrial, fueron demasiado avanzadas para los intereses retrógrados y la mentalidad reaccionaria de políticos, militares y eclesiásticos dominicanos, que fueron coordinados y recibieron el apoyo de la embajada norteamericana en el país.

La propia Constitución aprobada en abril de 1963 fue muy combatida por los sectores más conservadores, muchos de cuyos representantes estuvieron también al servicio de Trujillo.

El derrocamiento de Bosch, la anulación de la Constitución de 1963 y el proceso de represión y descomposición social que tuvo lugar bajo el Triunvirato, se expresó no solo en el deterioro de la situación económico-social del pueblo dominicano, sino también en el auge, hasta niveles desconocidos, de la corrupción, el robo de fondos públicos, el acaparamiento por parte de altos oficiales golpistas y amigos de las propiedades confiscadas a los Trujillo, la falta de transparencia y el nepotismo.

La situación tocó fondo cuando, a fines de abril de 1965, el alto mando del Ejército tuvo noticias de la conspiración de oficiales constitucionalistas que, coordinados por el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, intentarían un golpe contra el Triunvirato exigiendo la reposición de Juan Bosch en la Presidencia y el restablecimiento de la Constitución de 1963.

La historia posterior es bastante conocida. Derrotado el contragolpe militar, y en pánico ante el apoyo espontáneo de numerosos militares constitucionalistas y del pueblo, se decide en Washington el desembarco de 42 mil marines para impedir una victoria popular y la creación del segundo gobierno revolucionario en el Caribe. En la gesta de la resistencia emerge, en toda su estatura, la figura del coronel Alberto Caamaño Deñó.

Recordemos que ese mismo 24 de abril de 1965, en medio de la confusión inicial de la acción, a las 11.00 pm, un coronel norteamericano se personó en el campamento 16 de agosto para indagar con el capitán Mario Peña Taveras qué sucedía, a lo que este le respondió, en nombre de su pueblo;

“Lo que está pasando aquí es un problema entre dominicanos y va a ser resuelto por los dominicanos.”

Este 24 de abril, junto al pueblo dominicano, reivindicamos esta gesta gloriosa, por la libertad y la soberanía de esta Patria de grandes hombres y mujeres que siempre defenderemos.

COMISIÓN POLITICA.

Abril 23, de 2020.

Leave a comment